Entrevista 17 junio 2017

Mercado Inmobiliario

"Hay que darle valor agregado a la actividad inmobiliaria"

El 27 de septiembre se eligen autoridades en el Colegio Profesional Inmobiliario (CPI). Omar Porta, candidato a presidente por la lista oficialista y actual vicepresidente segundo de esa institución, señaló los desafíos del sector y de sus protagonistas.

¿Cómo se prepara para las elecciones en el Colegio Inmobiliario? ¿Cuáles son sus propuestas?

Durante los últimos cuatro años, la conducción actual siempre ponderó hacer de esta institución un espacio de capacitación, desarrollo y -sobre todo- de profesionalización. Por lo tanto, si estoy al frente del Colegio, la idea es continuar con este mismo criterio pero acrecentarlo y empezar a convocar a más gente para que trabaje. Lo que realmente está faltando es participación y pertenencia.

Tengo mucho optimismo. Conozco el sector -hace más de 30 años que trabajo en inmobiliarias- y armé un equipo de gente de primer nivel, nueva y muy profesional que me acompaña. Estoy muy entusiasmado y preparado. Nuestro sector está integrado por empresas grandes, medianas y chicas. Todos aprendemos de todos. Pondré mi mayor esfuerzo para que el sector vaya creciendo.

¿Qué falta para profesionalizarse más?

Estamos enfocados en modificar el paradigma, dejar de ser un comerciante que cobra una comisión a ser un profesional con un honorario. Este cambio no es simplemente de palabras, hace a la profesionalización. Hay que darle un valor agregado a nuestra actividad pero todo requiere de tiempo y hay un cambio generacional.

La capacitación y la tecnología son ejes muy importantes para ello y por eso convocamos a personas que en el área profesional y tecnológica nos ayudarán muchísimo a desarrollar base de datos y criterios como para brindar herramientas que profesionalicen al matriculado.

¿Qué harán para acercarse al matriculado?

Empezaremos a ver de qué manera podemos llegar a los barrios porque notamos que cuando nos acercamos para dar charlas y capacitaciones, encontramos un auditorio realmente importante. La problemática de muchos barrios no son muy similares entre sí, existen otras necesidades.

¿Qué otros proyectos tienen?

En la actualidad, el Colegio desarrolla una mutual para el titular y para integrar al personal de las inmobiliarias. También estamos armando una biblioteca porque en nuestro sector no existe mucha bibliografía.

¿Qué es lo que más les demandan al CPI?

Asesoramos a los matriculados en aspectos jurídicos, notariales y contables. Estamos al servicio de ellos en relación a las distintas variables que no pueda afrontar con su propia estructura. Es un apoyo logístico muy importante.

PANORAMA

¿Qué tipo de mercado espera como posible presidente del CPI?

Será mucho más activo. Nuestro sector está integrado casi en un 80% por empresas medianas y chicas. Este nuevo instrumento -el crediticio- genera una gran expectativa en todos. Estamos muy esperanzados con esta nueva posibilidad de desarrollo, en una economía que tiende a empezar a acomodar variables como, por ejemplo, el tema inflacionario. Esto dará más expectativa para que la gente pueda empezar, otra vez, el sueño de la vivienda propia.

¿Imagina un mercado con mucha incidencia del crédito durante la segunda parte del año o recién se sentirá el próximo año?

En esta segunda parte del año hay más consultas, ante esta nueva posibilidad de compra de una unidad. Los otros jugadores del mercado -que son los bancos- todavía no están muy armados con toda la información que requiere, más allá de lo elemental. Pero, creo que hacia el último trimestre del año empezaremos a tener otro movimiento, una especie de solución para los tiempos (de otorgamiento) ya que uno de los problemas que tiene el crédito es que se tarda mucho en la adjudicación. Hubo charlas con la gente del Banco Central y del Banco Nación para acortar esos plazos.

¿También avanzan -junto a la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA)- para lograr que las inmobiliarias sean precalificadoras de los créditos?

Exactamente. Uno de los elementos que estamos tratando de desarrollar -sobre todo la CIA- es empezar a poder precalificar el crédito (como se hizo en los años 90) para poder hablar de créditos con algo más sustancial cuando la persona llega al banco.

¿Cómo evolucionarán los precios?

No creo que tiendan a bajar y, sobre todo, en el sector del usado que es donde más nos movemos nosotros. No hay motivos y, en especial, si hay una reactivación de las unidades a estrenar. Me parece que se sostendrán y que hasta pueden llegar a aumentar.

¿Se ve recuperación de algunos barrios que antes estaban paralizados?

Hubo cierto sector, por ejemplo, Parque Patricios, que se reactivó muchísimo. Había lugares, como Barracas y el resto  de zona sur, que estaban muy postergados en la Ciudad pero actualmente este barrio presenta valores similares a los de Caballito o más.

La avenida Caseros estaba absolutamente postergada y se hizo un polo comercial y gastronómico al mejor estilo Palermo Soho. Allí, una renta de un local que antes no tenía ningún valor ni sustento comercial, hoy no encontrás (disponible). Hay lugares que realmente se reacivaron a partir del subte, como sucede en algunas partes de Flores.

 

Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium.



Te puede interesar