Opinión 28 junio 2016

Creditos Hipotecarios - AEV

La nueva realidad y los desarrollos

Miguel Camps, el presidente de AEV analiza los anuncios de créditos oficiales

La previsibilidad, las reglas de juego estables y la seguridad jurídica son pre-condiciones que el nuevo gobierno tiene muy en claro para atraer inversiones y crédito, y ya eso es una excelente noticia para el sector.

Las condiciones cada vez más restrictivas del mercado financiero internacional en cuanto a origen de fondos de las cuentas y de coherencia con las declaraciones fiscales de sus titulares en sus respectivos países, empujarán el retorno de abundantes capitales argentinos refugiados en el exterior y que el gobierno impulsará a no dudar con un blanqueo que, esta vez, pocos dudarán en aprovechar.

La Argentina, lo estamos viendo ya en noticias del exterior, está sumando condiciones de respeto y apertura hacia el mundo desarrollado para convertirse en un imán de capitales aún en un ciclo mundial no demasiado favorable.

La llegada de grandes inversiones en infraestructura, en industrialización de producción agropecuaria y en turismo entre tantas otras, comenzarán a generar empleos de calidad que impulsarán la demanda. El crédito internacional, retraído acá por más de 15 años, constituirá un factor fundamental del cambio.

Si a todo esto se suma el inédito diálogo que protagoniza por ejemplo nuestra Asociación de Empresarios de la Vivienda de la República Argentina, en representación del sector del desarrollo inmobiliario, con las actuales autoridades a efectos de conciliar estrategias y analizar posibilidades de complementación público-privada, sólo resta esperar la paulatina superación – seguramente no exenta de sacudones – de la pesada herencia dejada por el anterior gobierno para que el crédito hipotecario vuelva a dinamizar el desarrollo de viviendas.

Nuestra feria anual Batimat – Expo Vivienda, que se realiza anualmente en el Predio Ferial de La Rural, presenta ya un grado de reserva de espacios superior a lo efectivamente logrado en la del año anterior. Son todos claros indicios de un futuro cambio de ciclo, liderado por la reaparición del crédito a largo plazo, que hará foco en las necesidades de vivienda largamente postergadas de la clase media.

También incluye la misión de nuestra Asociación en estos momentos la propagación de conceptos que permitan optimizar el uso de los recursos públicos generando condiciones de transparencia y competitividad en todos los órdenes de la actividad del desarrollo desde el ámbito de lo público como de lo privado.

No nos cabe duda estamos viviendo momentos determinantes para el futuro y el largo plazo de la actividad y del acceso a la vivienda para el gran mercado de la clase media, donde también debe renacer la esperanza.



Te puede interesar