Entrevista 7 agosto 2017

Construcción Real Estate Creditos Hipotecarios - AEV

"La construcción tiene sus tiempos pero se puede minimizar con tecnología"

El nivel de actividad del sector, la capacidad de respuesta a la demanda impulsada por el crédito hipotecario, los productos faltantes en el mercado y la evolución que tendrán los precios, según la mirada del gerente general de Ayres Desarrollos, Javier Rius.

¿Cómo es su diagnóstico del sector?

Estamos en una etapa de transición. Si bien los precios están poniéndose más firmes, todavía no dejan margen porque el costo de reposición está muy parecido al de venta. Con los créditos hipotecarios, los precios se pondrán mucho más firmes y podría haber negocio para el desarrollador.

Además, cuanto más créditos haya, la demanda se ampliará mucho porque hoy tenemos una demanda insatisfecha muy grande y este empujón puede convertirse realmente en algo importante para el desarrollo inmobiliario.

¿Cuándo cree que se concretará un impulso más fuerte?

Cuando vengan los créditos. Se están viendo muchísimas consultas y una de cada cinco escrituras ya se hace con crédito e irá in crescendo. Si bien no es muy significativo aún, sí lo es respecto a años anteriores. 

¿Faltan productos para atender la demanda que venga con el crédito hipotecario? ¿Cómo se puede evitar el descalce entre oferta y demanda?

Es inevitable porque la construcción tiene sus tiempos pero se puede minimizar con el uso de tecnología. Hoy ya hay escasez de algunos productos dado que se está desarrollando para gente inversora y no para el consumidor final.

¿Qué tipo de unidades habría que ofrecer para atender al nuevo comprador?

Se han generado nuevos mercados. Por ejemplo, la gente joven que está durante años viviendo sola y se casa más tardíamente es un segmento que no está atendido o que tendría más diversificación de productos cuando exista realmente la posibilidad de que esa persona pueda comprar la propiedad o que la comparta. Esto es bastante común de ver en otros países: dos estudiantes que comparten una unidad y tienen un ahorro en el monto de compra o en las expensas, son unidades con un lugar común y dos dormitorios en suite. Es algo parecido al coliving, que es lo que se viene pero todavía hay poco en el país. No hay propuesta ni demanda porque ese segmento no está sujeto a crédito.

Otro segmento es el de la gente mayor que hoy tiene mucha vitalidad pero requiere de viviendas con otras características. Estas personas generalmente ya tienen el capital porque son dueñas de alguna propiedad pero no tienen la propuesta. Eso es senior living. Estamos viendo de hacer algo así dentro de Ayres Vila.

¿El sector productivo de la construcción está preparado para responder al incremento en la actividad y al boom hipotecario?

No, nos falta mucho por crecer porque hubo muy poca inversión durante los últimos años en la industria, en tecnologías, en el desarrollo de nuevos materiales y de productos. Las fábricas nacionales tienen una capacidad limitada de producción porque no han invertido y, el día que el Estado o el sector privado empiece a comprar, se necesitará tanto que -si no se abre la importación- puede traer aparejada una inflación importante entonces habrá que balancearlo para que no sea contraproducente en toda la cadena.

La inversión en desarrollos inmobiliarios compite mucho actualmente con las inversiones financieras que son más rentables, ¿todavía el ladrillo tiene chances de ganar?

Para el ladrillo hay chances porque todo lo que sean herramientas financieras sofisticadas también requieren de inversores con mayor acceso a información. A lo largo del tiempo, siempre queda demostrado que la inversión inmobiliaria es saludable, rentable y muy estable, en Argentina y en cualquier otra parte del mundo.

También se generarán fondos de inversión para real estate con entradas y salidas de corto o más largo (plazo). Al haber mercado, este tipo de herramientas van a comenzar a surgir.

 

Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium.



Te puede interesar