Real Estate Básico 31 marzo 2017

5 tips para mudarse y no morir en el intento

¿Llegó el momento de la tan temida mudanza y no sabés por dónde empezar? Te dejamos algunos consejos que te pueden ser útiles para organizar el caos.

La mudanza…ese día en que uno maldice haber comprado todas esas cosas que nunca usó, ese momento en que parece que los objetos se reproducen dentro de cajones y placares y uno se pregunta una y mil veces para qué los tiene.

Después del arduo trabajo de encontrar un nuevo hogar todavía queda la mudanza. Claro que no es lo mismo mudarse a un lugar más chico que a un departamento con más ambientes. Sin embargo, el hecho de mudarse siempre conlleva un cierto nivel de stress.

Pero no todo es tan grave si uno puede organizar el caos de objetos y muebles que nos acompañan en nuestra vida diaria. Para eso pensamos estos consejos de mudanza:

1) Elegir una empresa y dejar en claro los costos de antemano

Esto es lo más complicado. Un presupuesto puede ser el doble o incluso el triple que otro. Algunas empresas ofrecen ir al departamento a ver las cosas para presupuestar y otras piden un listado de cosas a transportar. El precio depende de la cantidad de cosas - y en consecuencia del tamaño del vehículo - y la distancia a recorrer. A esto se suma el precio para subir muebles por escalera. ¿Qué hace la diferencia a la hora de elegir una empresa? Primero que provea o no cajones para colocar las cosas, percheros para la ropa y papel film para envolver los muebles delicados. Segundo, si la empresa también se ocupa de desarmar y armar muebles. Tercero y no por eso menos importante, la delicadeza con que tratan los objetos. Por último, hay empresas que se encargan de ir dos o tres días antes a embalar todo y luego acomodarlo en el nuevo domicilio, obviamente con un costo extra. Es aconsejable llamar a varias empresas para averiguar cada uno de estos puntos y su valor con anticipación.

2) Elegir una fecha

En general las empresas piden reservar con 15 días de anticipación el día del servicio. Los días más solicitados son los sábados. Hay que tener en cuenta que los reglamentos de algunos consorcios especifican días y horarios permitidos para la mudanza. Un punto a favor es que en la mayoría de los convenios laborales se permite uno o dos días de licencia por mudanza.

3) Hay que deshacerse de lo viejo para darle la bienvenida a lo nuevo

La mudanza es una excelente oportunidad para deshacernos de lo que no necesitamos. Una buena idea es clasificar las cosas entre las que queremos conservar, las que hay que tirar y las que podemos donar. Hay instituciones como el Ejército de Salvación que retiran a domicilio gratis lo que uno quiere donar.

4) Hacer orden en el caos

Cuando empezamos a abrir cajones y armarios vemos que los objetos se reproducen mágicamente. Lo ideal es tener cajas de cartón (si es que la empresa no provee los cajones) papel y un marcador para poder etiquetar cada una con el ambiente al que corresponde. Las cosas frágiles deben ir envueltas en papel de diario o mejor aún plástico con burbujas. Es conveniente cubrir los sillones y muebles con papel film y disponer de frazadas viejas por si las de la empresa no alcanzan. Se recomienda no armar bolsitas pequeñas sino cajas y bolsas de consorcio para que los peones puedan trabajar más rápido.

5) Lo que vamos a necesitar al otro día

Una vez que lleguemos a destino probablemente vamos a necesitar tener cosas a mano antes de desembalar todo. Es conveniente armar un bolso con esas cosas y dejarlo a mano para el día después. Sólo queda ordenar y disfrutar de nuestro nuevo hogar.

 

 



Te puede interesar