Opinión 13 diciembre 2016

Análisis de coyuntura

“Estamos enfermos de voluntarismo”

Miguel Pato, Consultor en Desarrollo Territorial e Inmobiliario, da su visión sobre las causas de la lenta recuperación y apuesta al desarrollo basado en capital propio para el crecimiento sustentable del mercado.

Nuestro sector está enfermo de voluntarismo, nos hemos acostumbrado a priorizar las ganancias de nuestro quiosco como sea. Hicimos muchos negocios tóxicos e inflamos el precio de la tierra convirtiéndolo en un activo financiero. Como consecuencia, ahora que tenemos que desarrollar para el consumidor final y no para inversores los costos van por un lado y la capacidad de la gente va por otro.

Después de haber hecho semejante desastre pensamos que rápidamente se puede volver a la normalidad pero no es así. Cuando escucho a la gente que dice que ahora arranca el mercado inmobiliario me pregunto: ¿cómo? El precio de la tierra no se arregla fácil.

Muchos dicen que el mercado se va a reactivar con el crédito hipotecario. Hay que recordar que no hay crédito hipotecario si no hay ahorro. Pero imaginate que de golpe nos regalan dinero del mundo y de repente hay crédito hipotecario. ¿Cómo hacés para que funcione el negocio? Tenemos un mercado que se olvidó lo que es un showroom y los vendedores no saben lo que es un consumidor final.

El desajuste entre costos y el ingreso disponible de la gente es grande y el público no tiene ahorros como para ajustar esa brecha. No entiendo todavía como hay gente que sigue repitiendo que los inmuebles están baratos con respecto a la región. Hernán Martínez, un destacado desarrollador internacional, dijo que difícilmente un inmueble valga lo mismo en un lugar que en otro. Los departamentos no se exportan y las realidades son diferentes. Hay que comparar los precios con la capacidad de compra local.

El camino es que vuelvan los empresarios que pongan capital propio. Creo que hay que volver al modelo del inversor rentista: hacer inmuebles de renta para comercios, vivienda u oficinas. Hoy  hay pocos pensando en eso. Hay un mercado posible que es el demandante final de alquileres tanto para individuos como familias, comercios, Pymes, depósitos, etc. Los desarrolladores deberían formatear una propuesta profesionalmente y presentarla a sus inversores. Creo que hoy ese es el negocio posible.

Fuente: Programa Real Estate en FM Milenium.



Te puede interesar