Noticias 26 junio 2018

Nuevo Código de Planeamiento Nuevo Código de Edificación Sistemas Constructivos Batev Arquitectura Construcción Real Estate Mercado Inmobiliario CABA Pilar Quilmes

Códigos: sigue el debate

Especialistas expusieron los puntos a favor y en contra de los nuevos códigos urbanístico y de edificación que se proyectan para la ciudad de Buenos Aires. También se abordaron los casos de Pilar y Quilmes.

Con el foco puesto en los proyectos para establecer un nuevo código urbanístico y otro de edificación en la ciudad de Buenos Aires, diversos especialistas y funcionarios del área disertaron en el marco del Ciclo de Arquitectura de Batev18, organizado por la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV).

Con miras a exponer y comparar la experiencia porteña con la de otras localidades del país, abrió la jornada el subsecretario de Planeamiento de Pilar, Juan Pablo Caputo, quien consideró como "imprescindible" la actualización del Código de Ordenamiento Territorial de su partido (que data de 1985) debido al "crecimiento vertiginoso y desordenado de Pilar desde la extensión de la autopista Panamericana”. Esa nueva normativa -que se encuentra a la espera de la convalidación provincial- establece "nuevos indicadores y zonas graduando densidades a la vez que preserva los barrios residenciales consolidados, potencia centros urbanos y crea zonas ambientales específicas, entre otras innovaciones”, sostuvo el funcionario.

En tanto, el secretario de Obras Públicas del Municipio de Quilmes, Francisco Milia, explicó que si bien ellos no poseen un Código de Planeamiento, cuentan con un Plan de Desarrollo Estratégico y que, siendo éste un Partido eminentemente urbano, "el distrito necesita desarrollo económico que puede venir del desarrollo urbano" dado que "en Quilmes hay un fuerte impacto de los barrios informales con todo tipo de déficits”. Por ello, el desafío que hoy se plantean desde la Municipalidad es el de “desarrollar el Partido desde su rol metropolitano, generando inversión directa con visión de desarrollo urbano”.

Polémica planificación porteña

Los principales conceptos de los proyectos que deben ser aún debatidos en la Legislatura porteña fueron abordados en dos mesas redondas.

El arquitecto Carlos Colombo, subsecretario de Planeamiento de la Ciudad, presentó las últimas actualizaciones propuestas al Código de Planeamiento y enfatizó que “la elaboración de la normativa ha resultado de un proceso participativo". Asimismo, afirmó que "la actualización era necesaria" y puntualizó la relevancia de los cinco ejes sobre los que trabajará el nuevo código: Ciudad homogénea; Mistura de usos; Cuidado del Patrimonio Histórico; Ciudad Verde; y Ciudad más integrada socialmente.

A su vez, los arquitectos Pablo Itzcovich de la Universidad de Morón; Fabio de Marco de la AEV; Magdalena Eggers, perteneciente a la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) y al Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU); y Francisco Prati del Estudio Lacroze Miguens Prati Arquitectos, abordaron los puntos salientes de este proyecto apuntando sus opiniones a favor y en contra de las modificaciones propuestas. Para Prati, por ejemplo, "este nuevo código logra, después de 40 años de intentos, desmontar el mecanismo del FOT e implementar otros nuevos como el de compensación de volúmenes”.

Por su parte, Eggers se mostró un poco más crítica con respecto a las modificaciones haciendo notar que este “posee muchos grises y expresiones de deseos” y que “la nueva altura de las torres atenta directamente contra la Arquitectura”. Mientras que, para el arquitecto De Marco, este código viene a corregir muchas deficiencias del de 1977” y va en línea con la idea de que “la ciudad de Buenos Aires tiene que densificarse, crecer en un millón de habitantes más”. Sin embargo, con respecto a las instancias de debate que atravesó el proyecto afirmó que “muchas veces la participación ciudadana hace que se pierda el foco sobre cuestiones técnicas”. Por último, Itzcovich, que no reside en CABA, apuntó que “pareciera que no se han logrado los consensos suficientes sobre el nuevo Código”.

Consenso en Edificación

Durante la mesa en la que se analizó el nuevo Código de Edificación, el arquitecto Rodrigo Cruz, subsecretario de Registros, Interpretación y Catastro del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, explicó las principales modificaciones introducidas sobre la normativa vigente, que data de 1943. El funcionario también destacó la necesidad de concretar estos cambios que apuntan a la “actualización dinámica de nuevos materiales y nuevas tecnologías, a incorporar el concepto de sustentabilidad, la distribución eficiente de la superficie, los menores costos de construcción, la conservación y el mantenimiento preventivo, la accesibilidad y a nuevos plazos para finalizar la obra”, entre otras cosas. Por último, Cruz afirmó que “en pocas palabras, el nuevo código permitirá construir con nuevas tecnologías para tener edificios de mejor calidad, bajando los costos”.

Luego siguió una mesa de especialistas conformada por los arquitectos Augusto Penedo, presidente del CPAU; Agustín García Puga, miembro de la SCA y del CPAU; Daniel Mintzer de la AEV; y Juan Martín Urgell del Estudio Urgell.

En el debate sobre los contenidos de este proyecto, García Puga advirtió que aún se ven “falta de definiciones y muchos vacíos de aplicación que tendrán que ser reglamentados” y que “hay errores en la tipificación de las nuevas figuras, como la de representante técnico o revisor de proyectos”. Además, señaló que persistirá el problema de “las demoras en las gestiones ya que hay muchos controles, muchos impedimentos que no permiten ir hacia una gestión más rápida”. Para este arquitecto “es acertado y oportuno el momento para modificar el código pero hay cuestiones que deben ser más trabajadas”.

A pesar de mostrarse “en general de acuerdo con el nuevo código”, Mintzer puntualizó sobre lo que él entiende como una “reburocratización de los procesos que llevará a un sobrecontrol de las obras” lo que afectará a los desarrolladores inmobiliarios. “Hay que proteger más a quienes invierten”, sentenció.

En tanto, según la mirada de Penedo, uno de los temas más preocupantes del nuevo código es el de los plazos ya que “muchos de estos se dejaron para la reglamentación”. A su vez, manifestó su preocupación sobre el contenido del artículo segundo que regula los “roles y responsabilidades de los profesionales” y opinó que “tienen que estar claras las obligaciones de los actores nuevos que aparecen en el código”. Por último, se lamentó de que en algunos casos “hay diferencias entre éste código y el urbanístico y eso generará problemas con la interpretación posterior”.

Para finalizar, el arquitecto Urgell coincidió con varios de sus colegas en que “hay que acelerar los plazos de aprobaciones y simplificar trámites”. Asimismo llamó a que “las responsabilidades estén bien definidas" porque "hay muchos grises”. Sobre las dimensiones mínimas coincidió con Mintzer en que hay que “dejar que las regule el mercado”.

Innovación

Durante esa jornada también tuvo su espacio propio un panel dedicado a los sistemas constructivos, que contó con la moderación del Arq. Ariel Sueiro, consultor de la Secretaría de la Vivienda de la Nación, y del que participación Ricardo Levinton (Prenova), Lucas Bellani (Cassaforma) y Miguel Dévoli (Durlock). Se destacó la importancia de desarrollar propuestas innovadoras, más eficientes, eficaces y menos costosas que incorporen nuevas tecnologías.



Te puede interesar