Lado B 6 enero 2017

Innovación

El auto-casa urbano más innovador de los últimos años

¿Por qué no tener una casa en el auto? Eso se debe haber preguntado el fundador y CEO de la marca de vehículos autónomos Rinspeed, Frank M. Rinderknecht, cuando diseñó este nuevo auto conceptual con sala de estar, TV y hasta jardín, bastante más de lo que tienen algunos departamentos actuales.

Al vehículo lo llamaron “Oasis” porque pretende ser un paraíso en medio de la jungla de cemento. La creación, inspirada en el famoso ícono de Star Wars R2D2, es un ingenioso vehículo eléctrico automático pequeño ideal para la ciudad. Su concepto alternativo: una parcela de jardín detrás del parabrisas. El pequeño jardín tiene suficiente espacio para cultivar rábanos o incluso pequeños árboles Bonsai.

Pero el jardín es sólo una de las características que crea un nuevo espacio de vida en el interior del coche. Los sillones, el aparador y la TV proporcionan un ambiente moderno tipo sala de estar en color blanco. Ambos asientos pueden girarse para facilitar la movilidad en el espacio reducido y el volante se puede bajar como una bandeja para colocar bebidas o utilizar el teclado como si fuera una oficina móvil.

Pero no sólo eso, el vehículo está siempre un paso adelante. El "Oasis" está equipado con una tecnología que conecta la información de datos satelitales, la web y las redes sociales para saber con anticipación, por ejemplo, si está por terminar un partido de fútbol y los hinchas van a inundar las calles. El Oasis planea de antemano una ruta alternativa.

Además, el "Oasis" permite a su conductor saber que varios amigos de Facebook con gustos similares recientemente han puesto me gusta un nuevo restaurante que acaba de abrir cerca. Con un rápido clic en la pantalla del auto se puede reservar una mesa.

Para interactuar con el sistema, los ocupantes usan una pantalla panorámica de 5K ligeramente curvada con control de voz o gesto que abarca el ancho del parabrisas. Se muestra la información más importante en forma condensada y también las imágenes de los espejos retrovisores electrónicos. Además, cuenta con un software de realidad aumentada que ayuda al conductor en el modo manual.

Para no olvidarse que es un auto hay que destacar que su sistema de propulsión emplea dos motores eléctricos de 45 KW, alimentados por una batería de polímero de litio con 12 kWh de capacidad. Su velocidad máxima es de 30 kilómetros por hora con apenas cien kilómetros de autonomía.

Esta joya de la ingeniería suiza será presentada en la Feria de Electrónica de Las Vegas de 2017.

Fotos: http://www.rinspeed.eu/

 



Te puede interesar