Internacionales 27 febrero 2017

Inglaterra Crisis habitacional Desarrollo urbano

¿Cómo enfrenta Inglaterra su crisis de vivienda?

El gobierno inglés publicó un informe en donde admite que el mercado de vivienda está “quebrado” y que cada vez es más caro tanto comprar como alquilar. ¿Qué soluciones propone el gobierno frente a esta crisis?

El 7 de febrero el Secretario de Estado para las Comunidades y el Gobierno local, Sajid Javid, habló ante la Cámara de los Comunes y explicó el diagnóstico elaborado por el gobierno inglés dirigido por la Primer Ministra conservadora Theresa May quien asumió luego  de la renuncia de David Cameron y el voto por la salida del país de la Unión Europea.

Mientras que el problema de la vivienda en Argentina se enfoca en la falta de poder adquisitivo de la demanda, en Inglaterra apuntan a una escasez en la oferta. El mercado de la vivienda en Inglaterra está quebrado - admite el informe - y la causa es muy simple: durante demasiado tiempo, no se han construido suficientes hogares. Desde la década de 1970, se construyó un promedio de 160.000 nuevas casas cada año. Sin embargo, se estima que se necesitan entre 225,000 a 275,000 viviendas nuevas por año.

Por otra parte, en los últimos años el precio de las viviendas saltaron a 7.5 veces los ingresos medios y en muchas ciudades el alquiler representa más de la mitad del salario. A esto se suma la creciente demanda de propiedades en alquiler en las ciudades más pobladas y los precios en alza que según The Royal Institution of Chartered Surveyors - una institución que investiga el mercado inmobiliario - subirán un 25% en los próximos años.

Según el informe gubernamental, el problema en la isla británica se divide en tres: no hay suficientes autoridades locales con una planificación urbana adecuada; la construcción de edificios es demasiado lenta; y la industria de la construcción depende de un pequeño número de grandes jugadores.

Frente a este escenario Sajid Javid comunicó cuál será el plan de acción del gobierno para buscar soluciones a mediano y largo plazo. El periódico inglés The Guardian resumió las principales líneas de acción:

  • Cada autoridad local tendrá que elaborar y revisar periódicamente una evaluación de las necesidades locales de vivienda.
  • Los desarrolladores tendrán que construir dentro de los siguientes dos años desde obtener el permiso, o el mismo caducará (actualmente son tres años).
  • Se anunció  un programa de casas accesibles más amplio y más flexible, para asociaciones de vivienda y autoridades locales, con £ 7,1 mil millones de fondos.
  • Se prestará asistencia a las empresas de construcción más pequeñas para que se amplíen, incluido el apoyo a la construcción fuera del emplazamiento, un método para ensamblar partes de viviendas en una fábrica.
  • Fomento de la construcción para renta, para que las empresas privadas construyan pisos de alquiler de gran volumen para inquilinos.
  • El informe también prevé que las zonas urbanas de Inglaterra se vuelvan más densas que nunca, con ciudades que crezcan verticalmente y sin expandir sus límites.
  • Se propone revisar el tamaño permitido de las casas para que puedan ser más chicas.
  • A las personas mayores que vivan en grandes casas antiguas se les va a dar incentivos para que se muden a propiedades más pequeñas.
  • Actualmente, los inquilinos cada vez que firman un nuevo contrato deben pagar cientos de libras por gastos administrativos a las inmobiliarias. El gobierno avanzará este año con un proyecto de ley que prohíbe esta práctica.

El nuevo programa para luchar contra el déficit habitacional será objeto de varias consultas y debates en el Parlamento inglés. En su presentación ante la Cámara legislativa Sajid Javid concluyó que: “(Este plan) ayudará a los inquilinos de hoy, enfrentando alquileres cada vez mayores, honorarios injustos y arrendamientos inseguros. Ayudará a los dueños de casa del mañana, consiguiendo más casas adecuadas construidas en los lugares adecuados.”

Foto: Wikipedia bajo Licencia CC



Te puede interesar