Internacionales 2 mayo 2017

Acceso a la vivienda Londres

Casas desnudas: la solución de Londres frente al déficit habitacional

En terrenos municipales, se construirá este proyecto experimental de casas sin paredes y con instalaciones básicas cuyo precio será un 40% menor a una construcción tradicional.

El déficit habitacional en Gran Bretaña ha escalado en los últimos años. Se calcula que se necesitan entre 225,000 a 275,000 viviendas nuevas por año. Al mismo tiempo en los últimos años el precio de las viviendas saltaron a 7.5 veces los ingresos medios y en muchas ciudades el alquiler representa más de la mitad del salario.

Según informó el periódico The Guardian, el gobierno local de Londres decidió invertir medio millón de libras en un proyecto experimental creado por Naked House o Casas Desnudas, una asociación de arquitectos y urbanistas que han sufrido en carne propia la falta de acceso a la vivienda. 

El estudio OMMX ganó el proyecto y construirá 22 casas en en tres lugares de Enfield, un barrio del norte de Londres. El proyecto se basa en construir casas sin paredes y sin terminaciones y con una instalación básica de plomería. Tendrán un baño y una cocina sólo con pileta. Lo positivo: un precio de entre £ 150.000 y £ 340.000, al alcance de los compradores medios en una ciudad donde el promedio cuesta £ 580.000.

Según el modelo de Naked House, la reducción de costos se logrará de dos maneras. El primero es el leasing de tierras municipales, en contraposición a la compra directa. Esto permite al gobierno local desbloquear fondos para otros proyectos, a la vez que conservan y aumentan el valor de sus activos. Además, el arrendamiento será complementado con un contrato pensado por Naked House para evitar la especulación inmobiliaria y salvaguardar la accesibilidad de las propiedades a lo largo de su vida útil. La segunda vía para abaratar costos es la eliminación de las terminaciones interiores que reduce un 15% el precio y permite que cada dueño adapte la casa a su gusto en el momento que puedan costearlo. Ambas estrategias combinadas reducirán el costo de cada vivienda en un 40%.

Se espera que la construcción comience en 2018 y que ayude a paliar el grave déficit habitacional en la capital británica.

 

 



Te puede interesar