Informe Comunidad 26 junio 2018

BROKER Inmobiliaria Actividad inmobiliaria Real Estate Nuevas tecnologías

Inmobiliarias siglo XXI

Desafíos y tendencias que impulsan la reinvención del rol de las inmobiliarias y su profesionalización. Las tecnologías que potencian la actividad y el cambio de diversas variables del mercado que marcan el rumbo.

El mercado inmobiliario se transforma y con él la actividad de uno de sus actores principales: los brokers. Mientras se aggiornan a las últimas tendencias tecnológicas para competir mano a mano con marcas internacionales de bienes raíces que desembarcan en el país, hacen hincapié en la importancia de mejorar la experiencia de navegación en los portales del sector desde la telefonía móvil, pulir el servicio al cliente, la comercialización y el posicionamiento en redes sociales.

Entrevistados en el programa Real Estate que se emite por FM Milenium, Francisco Altgelt, vicepresidente de Altgelt Negocios Inmobiliarios, Tomás Seeber, vicepresidente de RG Montes, y Francisco Álvarez Amuchástegui, titular de Pereyra Iraola Propiedades, reflexionaron sobre el futuro de la actividad inmobiliaria y las necesidades del mercado.

MERCADO ABIERTO

Con la llegada de marcas internacionales al país, como Century 21 y Coldwell Banker, se reafirma la expectativa de crecimiento del sector para los próximos años. La penetración de estos gigantes de la industria de los bienes raíces augura más competencia. Sin embargo, los brokers locales no le temen al desafío: "Somos profesionales y hay mucha gente que confía en el matriculado, más allá de títulos o nombres. Hoy continúa siendo un servicio muy personalizado así que ojalá vengan ideas nuevas, sea revolucionario y sumen. Es muy interesante cómo se va innovando en tecnología y comunicación y estas empresas vienen con mucho de todo eso. Creo que lo más importante es siempre estar al día y no enojarse si hay cambio de leyes. Hay que adaptarse y seguir para adelante", aconsejó Altgelt.

En tanto, Seeber coincidió: "En toda industria en la que entra competencia, se eleva el nivel profesional. Estas marcas muchas veces traen modelos de capacitación americanos que son muy respetables y realmente forman bien a su gente. Eso es algo para tomar de ese mercado. También celebro que Amazon esté queriendo entrar en Argentina para competir con Mercado Libre porque cuanto más competitivo se ponga el mercado de portales también es mejor para quienes operamos con ellos. Nuestro mercado está muy atomizado en Pymes y, al venir marcas internacionales, su éxito dependerá del operador local con el que elijan interactuar".

Para Álvarez Amuchástegui "cualquier tipo de competencia es bienvenida. El consumidor final compra la propiedad sin importarle quién es el que la tenga. Si bien las empresas operadoras harán más o menos ruido y colocarán mejor en los portales, la diferencia estará en la profesionalidad y la calidez al hacer la transacción, aquello que hacían nuestros padres y abuelos o los operadores inmobiliarios de toda la vida. Ser una persona lógica, razonable, sana, ética y con moral es clave".

Además, agregó Altgelt, el trabajo de los inmobiliarios "es brindar mucha contención a los clientes -tanto comprador como vendedor- y un gran asesoramiento sobre todos los temas, en especial en las operaciones encadenadas. Hay mucha gente joven que está entrando ahora en el mercado y que no tiene idea de lo que es hacer una operación inmobiliaria por lo que, cuando se encuentra con profesionales que le dan un buen asesoramiento, lo valoran. Ésta es una buena oportunidad para demostrar la profesionalización de esta industria".

REDES

Otra de las características que cambió es la dinámica de relevamiento de propiedades que hace el público en la era de Internet. El avance de los portales inmobiliarios abre el panorama inicial de búsqueda y funciona como un filtro previo al contacto con el martillero. Sobre su experiencia, el vicepresidente de RG Montes opinó que "la tecnología es un gran aliado de las inmobiliarias y del consumidor final porque cuando la gente llama, ya vio todo (en la web) y va muy al detalle. Pero, hay que estar también muy preparado para ese consumidor final. Es un momento interesante porque la entrada de competencia hizo que los portales mejoren bastante, aunque aún falta mejorar su usabilidad para mobile ya que el 50% de la gente entra por ahí".

Respecto a la utilización de las redes sociales, Seeber explicó que les permite contar con "un lugar donde publicitar y decirles todos los días cosas a los clientes" y que esto "realmente" les está dando "muy buen resultado".

El titular de Pereyra Iraola Propiedades destacó que han podido cerrar operaciones a partir de contactos iniciados por la página de Facebook de su empresa: "Nosotros no salimos a buscar al comprador por esta red social sino que comunicamos algunas cosas de las que tenemos y la gente nos contacta. Sirve para que te conozcan y sepan qué es lo que hacés. Como inmobiliarios agotamos todos los canales. Tenemos medido quiénes nos traen más propiedades y, sin embargo, abrimos el abanico y agotamos todos los recursos".

Seeber coincide en que utilizan esta red social como canal de posicionamiento pero también de venta dado que es "un muy buen canal de validación porque en Facebook la gente hace comentarios, califica el servicio brindado y se puede ver la velocidad en que se le responde lo que hayan preguntado. Todo eso se puede medir, validar y quizá, a la hora de que alguien otorgue su propiedad (para vender), Facebook sea una buena herramienta de captación".

El directivo de Altgelt sostuvo que ellos no apuntan a vender por Facebook: "Usamos las redes sociales para posicionamiento, no publicamos propiedades para vender. Hace ocho años que vendemos sin publicar en diarios porque el comprador llega por otro lado. Los portales están más pensados para las computadoras o las notebooks y no están tan preparados para el teléfono móvil. Está faltando inversión en la parte mobile, en la utilización de ese portal en la vida diaria de la gente porque estaría bueno tener una aplicación que a medida que uno camina por la calle diga qué propiedades hay de la tipología que se busca. Hay que poner más el foco en cómo la gente usa la tecnología".

Sobre ello Seeber agregó que "las herramientas de geolocalización que se utilizan están, pero a veces conspiran con el negocio de los portales que es vender publicidad y destacados a los inmobiliarios por lo cual no está muy incentivado". Mientras que Álvarez Amuchástegui resumió: "Los portales tienen que ayudar a los compradores de la manera más amigable posible".

 



Te puede interesar