Informe Comunidad 26 julio 2017

Mercado Inmobiliario Impuestos Bancos Escrituras

¿Chau cash?

La AFIP busca darle una nueva pelea a la evasión impositiva en el sector inmobiliario. Para ello promueve medidas que impulsen el pago de las operaciones vía bancaria. ¿Es realmente una solución? ¿Es aplicable? Si se bajara la carga de impuestos, ¿habría menos evasión?

Durante los últimos meses la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) viene advirtiendo que comenzará a implementar un plan de incentivos para promover el pago de las operaciones inmobiliarias exclusivamente vía bancaria, sin dinero físico. Desde entonces, las opiniones de los protagonistas del sector brotaron con posiciones disímiles.

Para más detalles, ya se subió el tope máximo de las transferencias electrónicas simultáneas (por montos mayores a los límites cotidianos) para alentar operaciones excepcionales. También la AFIP implementará un recargo o retención especial a cuenta de tributos cuando el pago de una operación de compraventa se realice en efectivo mientras que habría una rebaja del impuesto al cheque para quienes opten por bancarizarlo.

En el marco de las diversas iniciativas que apuntan a "blanquear" los montos reales de las transacciones y reducir las posibilidades de evasión impositiva, consultores inmobiliarios compartieron su mirada sobre el tema.

Para Harry Marples, director de la División Residencial San Isidro de la inmobiliaria LJ Ramos, es una medida innecesaria porque "el mercado tiende por sí solo a la bancarización de las operaciones. Mucho se ha logrado por el método electrónico de pago -MEP- pero este sistema no fue promocionado de forma adecuada ni por el Banco Central ni por los bancos". También esto se logra "por medio de las operaciones con crédito bancario que, aunque todavía falta agilizar sus tiempos, de a poco van saliendo".

Por su parte, Francisco Altgelt, vicepresidente de Altgelt Negocios Inmobiliarios, tampoco cree que esto sea una solución eficaz porque explicó que "desde la salida del cepo se están haciendo pagos por transferencia bancaria. Pero, para ir a una bancarización absoluta, la única solución sería bajar la carga impositiva en las operaciones inmobiliarias".

Marples coincidió en que el panorama cambiaría si se pudiese alcanzar "una baja de los impuestos que conlleva comprar y vender un inmueble residencial. Sellos, aporte notarial, el Impuesto a la Transferencia de Inmueble (ITI)... Debemos ser uno de los países más caros de la región", se lamentó. Y agregó: "Seguir inventando formas de control solo produce ideas de cómo encontrar la vuelta para evadirlas. Hay que buscar beneficios, donde el resultado sea bancarizar todas las operaciones. No creo que haga falta iniciar este tipo de medidas pero sí que se podría mejorar viendo de bajar los costos que hoy existen en impuestos".

En tanto, el otro asesor inmobiliario consultado aclaró que, si bien todas las medidas que favorezcan la bancarización de las operaciones inmobiliarias "son bienvenidas", no ve como positivo "que se castigue a aquellas transacciones que no se hagan por ese medio porque puede afectar al mercado".

Además, para el broker de LJ Ramos, la problemática no es de impacto masivo dado que "los montos están cada día más cerca de la realidad y esto es parte de la inercia generada por el tema blanqueo. La tendencia -cada vez mayor- es escriturar lo más parecido al valor real. Hay varias operaciones bancarizadas, diría que un 70%, ya sea por crédito bancario o por MEP. Los costos y los riegos son muy convenientes al decidir cómo quieren recibir el dinero", acotó.

Altgelt coincidió con él: "Quienes intervenimos en este tipo de operaciones, alentamos la bancarización dado que da más seguridad a las partes, se agilizan los tiempos de escritura y se desalienta la elección de sedes bancarias como lugar para firmar la escritura".

Si bien es necesario que el mercado alcance un mayor nivel de transparencia, ¿sumar retenciones impositivas es la solución? La polémica ya está en la calle.

 



Te puede interesar