Entrevista 17 julio 2017

Miami Real Estate Broker Mercado Inmobiliario

Miami, el mercado "se enfrió" y puede "favorecer a los nuevos compradores"

El argentino Gustavo Blachman vive en Miami desde 1995. Luego de siete años fundó Terrabella Realty, empresa de bienes raíces focalizada en North Miami Beach y Aventura Sunny Isles, y desarrolló la plataforma Zerching.com para conectar inversores de diversas latitudes y extenderse a otros estados. En esta charla analizó el panorama actual y las precauciones que los extranjeros deben tener antes de adquirir propiedades en construcción.

¿Cómo es su análisis del mercado de Miami actual? ¿Qué está pasando con quienes invirtieron allí?

Miami es un mercado de cambio permanentemente. El 60 ó 70% de lo que ocurre allí depende de otros estados, de los Estados Unidos un 20% y un gran volumen de la venta se realiza en países de Latinoamérica, Europa y Rusia. Pero, estamos en un mercado en ajuste, más lento y donde hubo muchísima preconstrucción de lujo por lo que -en este momento- hay una serie de certidumbres y de incertidumbres.

¿A qué se refiere con esto?

Las incertidumbres vienen de los países en crisis como Venezuela. Son países que hoy atraviesan un deterioro serio y que actualmente tienen población ya establecida en el estado de Florida pero con expectativa de cambio en su país. También genera cierta inquietud lo que ocurre en los Estados Unidos que está un poco dividido (a favor y en contra del presidente Donald Trump).

En cuanto a las certidumbres, hace unos días atrás estuve en la Argentina y vi con mucha alegría el optimismo local que hay por los créditos pero, por otro lado, el público que habitualmente viene a comprar a Miami está expectante de lo que ocurra en su mercado entonces eso frena un poquito el flujo de capitales hacia acá.

A su vez, el mercado brasilero que es muy importante y suele invertir en Miami, los últimos dos años estuvo totalmente desaparecido, era más vendedor que comprador. Hoy hay un poquitito de rebrote. Para los rusos, con las sanciones económicas que Estados Unidos impuso, está muy difícil sostener lo que tenían en este país pero -con el cambio de Gobierno- empieza a verse un poquitito más de gente de esos países viniendo hacia acá. Ante las distintas crisis de Europa -e inclusive por los impuestos-, hay público francés y belga, por ejemplo. Se ve una inmigración importante de diversas partes del mundo que es permanente.

¿Y cómo es el panorama de los desarrollos en marcha?

Más allá del enfriamiento del mercado, aparentemente todos los proyectos se están terminando al mismo tiempo y hay muchas escrituras inmediatas pero un alto porcentaje de los compradores son inversores que no tienen ninguna expectativa de tener unidades.

Como pasa en cualquier lugar del mundo, no todos los proyectos son ganadores. Hay que ser muy prudentes cuando uno compra en un país extranjero y recibir la asesoría necesaria respecto a cuáles son las verdaderas expectativas que se pueden tener.

¿Cuáles son los valores que se manejan en Miami?

Hablar de valores en Florida es muy difícil, hay una gran diversidad según si la propiedad está sobre la línea de playa o no. Hubo una evolución y, sobre la playa, lo que antes costaba u$s 700 el pie cuadrado, hoy vale u$s 2.500. Pero, ese es el valor cuando realmente se logra vender. Si uno compra en papel algo que se va a construir, hay que tener muy claro que no siempre se vende antes del cierre de la inversión, que se puede llegar a escriturar y, si es así, el número resultante es muy salado. Además, eso no será lo único a asumir, habrá otras obligaciones ligadas al mantenimiento y a los impuestos.

Entonces, en este momento vivimos un mercado que se enfrió, donde hay mucha gente con obligaciones a escriturar y números difíciles de sostener. Esto favorecerá a los nuevos compradores porque el inversor que quiera salir antes del cierre del negocio, tendrá que vender y, a veces, mal vender.

¿Qué le recomendaría a alguien que quiere invertir allá?

La profesión de asesor inmobiliario a veces es un poco subestimada y no hay la misma calidad en todos lados. Hay que buscar al mejor. En este país la gente se inclina por el broker que le cae bien, el amiguismo o el que dice lo que la persona quiere escuchar. Hay que aprender a oír la verdad y asesorarse sobre las variables porque es un mercado que tiene muchos encantadores de serpientes. Lo mejor que se puede hacer es buscar al profesional más adecuado y con el que se sienta protegido, representado y bien asesorado para contar con todos los elementos de decisión en la mano.

 

Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium.



Te puede interesar