Entrevista 11 septiembre 2017

Nuevas tecnologías Innovación Mercado Inmobiliario

"La uberización está llegando al real estate"

El argentino Fredi Vivas, especialista en nuevas tecnologías y Big Data, explicó las ventajas de esas herramientas en real estate. El entrevistado ganó el concurso Impac Tec 2017, organizado por el Gobierno porteño y Social Lab, que le otorgó una beca para estudiar en Singularity University, en el campus de la NASA en Silicon Valley, Estados Unidos. Junto a dos de sus compañeros fundó una empresa que apunta a acercar las tecnologías a la gente.

¿De qué se trata Big Data? ¿Cómo lo define?

Vivimos en un mundo digital donde todo lo que hacemos (en Internet) queda registrado y eso genera enormes volúmenes de datos que se estudian. Si bien siempre se analizaron los datos de los usuarios, hoy están magnificados. En los últimos dos años se generó el 90% de la información que existe actualmente y de ello solo se analiza un porcentaje muy chico. Big data toma toda esa información, permite analizarla y encontrar cosas que quizá nunca antes se habían pensado.

Durante los meses que estuvo estudiando en Estados Unidos, junto a un compañero mexicano y una italiana fundaron una startup denominada 42 City. ¿De qué se trata?

Nuestro proyecto se basa en lo que se conoce como Civic Technologies, que son las tecnologías que buscan acercarse a los ciudadanos. Hay mucho por hacer en eso porque los gobiernos de todo el mundo están en proceso de digitalización, compartiendo datos abiertos, generando iniciativas para que los trámites sean más ágiles o para que los presupuestos sean participativos, por ejemplo. Nuestra idea es hacer esto open source (abierto a la comunidad) para que todos puedan participar. De esta manera habrá embajadores en todo el mundo creando proyectos para los gobiernos, los cuales podrán utilizar nuestras aplicaciones sin pagar por ellas. Las personas se irán involucrando más y crearemos una red para ayudar a digitalizar las ciudades y los gobiernos.

APLICACIÓN SECTORIAL

¿Cómo pueden contribuir estas tecnologías al mercado inmobiliario?

Big data y el real estate están absolutamente vinculados y esta relación crecerá muchísimo más. A través de la tecnología hubo disrupciones en varias industrias. Por ejemplo, Uber no vino a destruir a los taxis, sino que se encontraron puntos de mejora en el relacionamiento entre el cliente y el taxista, con información más transparente y en tiempo real. Esto mismo pasará con Big Data. La uberización de las industrias está llegando al real estate.

¿Ejemplos?

Hubo casos súper interesantes, como el de una compañía de Inglaterra que desarrolló una plataforma con un mapa mediante la cual el usuario que quiere comprar o alquilar una vivienda tiene información en tiempo real de lo que exactamente necesita.

En cuanto al punto de vista de los negocios, hay dispositivos de internet que permiten saber dentro de un shopping cuánto tiempo las personas están en un local y cómo se van desplazando entonces esa información ayuda a evaluar cuál local vale más. También se puede redimensionar una oficina en función a los espacios que más se usan o ayudar a generar mayor eficiencia y confort en las personas que las ocupan.

¿Qué tipo de información se puede conocer antes de cerrar una transacción de compra o alquiler de una vivienda?

Se necesitaría saber si hay colegios cerca, las líneas de transporte público, el ratio de delitos de esa zona, climatología, polución en el lugar o diferentes cuestiones que hacen al negocio. Big Data permite tomar decisiones mucho más objetivas (basadas en datos) y acelerar los tiempos.

Pensando en los millennials -que odian la burocracia- la digitalización de estos procesos ayudará a que sean cada vez más simples. Big data utiliza información de las redes sociales y también de los censos. Da la posibilidad de no hacer inferencias o encuestas -como se hacía antes- sino de tomar un muestreo mucho más grande y casi sin fricción porque es pasivo:  se postea algo en facebook o twitter y no hace falta que los usuarios respondan porque se toman los datos públicos, se analizan y se hace una devolución para los negocios, lo cual permite tomar decisiones más rápido, en tiempo real y con mayor efectividad.

¿Qué pueden hacer los desarrolladores e inmobiliarios para brindar más servicios?

Hay que generar servicio, valor agregado al usuario. Las decisiones se toman utilizando modelos computacionales y creando datos. Big Data se mete ahí para ayudar a analizar comportamientos y hacer estrategias de marketing muy ajustadas respecto  a lo que se busca para dejar de decidir en base a prejuicio y presunciones. Es mucho más objetivo y el riesgo en ese tipo de transacciones importantes baja muchísimo.

MARCO

¿La Argentina está preparada para la irrupción de Big Data? ¿Cómo estamos en comparación al resto de Latinoamérica y del mundo?

El nivel de maduración digital en Latinoamérica es bastante similar, excepto México que está un poco más avanzado. Chile está trabajando muchísimo y desde hace varios años en temas relacionados a respuesta rápida a desastres naturales. Argentina trabaja bastante bien en temas de open data (datos abiertos) pero, obviamente, hay un camino largo por recorrer aún.

La digitalización es un proceso que lleva tiempo. Hay iniciativas globales de open data para que todos los gobiernos del mundo empiecen a poner a disposición las cuestiones que sirvan para generar negocios. En los próximos años se verá una fuerte irrupción de esto en el mundo en general y hay países europeos que están muy avanzados, que nos llevan como 10 años. Estados Unidos también.

¿Es caro usar la tecnología de Big Data?

Es caro no usarlo. Por ejemplo, con una de las herramientas que hay -real time (tiempo real)- puede pasar que alguien que busca un inmueble, le llegue una comunicación (mensaje de texto o mail) mientras camina por la calle avisándole que está cerca de un departamento potencial. Eso es posible. Eso es Big Data.

En cuanto a lo tecnológico, montar una infraestructura para hacer Big Data y conseguir a las personas para hacerlo no es sencillo pero se pueden contratar servicios externos.

¿Cuáles son las principales tecnologías que nos influenciarán en los próximos cinco años?

Una de las cosas que más influirá tiene que ver con las personas, con cómo vamos a participar con todo en general. Hay una tendencia a nivel gobierno de que la gente tome decisiones como, por ejemplo, que participe en presupuesto participativo o en decisiones de colocaciones de plazas o colegios.

Eso me parece disruptivo. La tecnología ya hoy lo permite pero, a nivel conceptual, aún no sucede. Actualmente hay aproximadamente 40% de la gente en el mundo que no tiene acceso a internet pero lo tendrá en los próximos cinco años. Son millones y millones de personas que antes no tenían voz y la empezarán a tener. Es un cambio importante.

El otro objetivo es digitalizar lo que aún no lo está. Cuando empecemos a tener más acceso a información sobre  educación, gobiernos y salud (los hospitales públicos tienen poco nivel de digitalización), podremos construir proyectos. A partir de eso, en los próximos cinco a diez años surgirán cosas muy buenas.

Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium. 



Te puede interesar