Comunidad Real Estate - "La tormenta cambiaria ya pasó; la financiera es probable que brinde un descanso"

Entrevista 14 julio 2018

Economía Dólar Financiación Mercado Inmobiliario Real Estate Inflación Créditos hipotecarios Mercado de Capitales LCNI

"La tormenta cambiaria ya pasó; la financiera es probable que brinde un descanso"

El analista financiero Claudio Zuchovicki, gerente de Desarrollo de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y secretario General de la Federación Iberoamericana de Bolsas, explicó las implicancias de ser un país emergente para la Economía en general y el mercado inmobiliario en particular. Augura seis meses recesivos y un 2019 con crecimiento, aunque esto dependería de las señales políticas.

¿Qué significa ser país emergente y cómo puede repercutir en la Economía?

Esta es una noticia financiera que va al mercado de acciones porque en relación a los bonos ya éramos emergentes hace tiempo. Igualmente, es muy buena noticia. Lo que nos cambia es la calidad del inversor. Es decir, dejan que fondos que piensan en plazos de cinco a diez años inviertan en la Argentina. Antes, cuando éramos un país fronterizo, los que podían invertir eran aquellos que tienen un horizonte menor a dos años porque lo hacen en países donde cambian las reglas de juego todo el tiempo.

Entonces, esto es un paso adelante que abre la puerta a que esos fondos puedan invertir. Aunque no significa que lo van a hacer porque para invertir tienen que ver que las cosas se hagan bien.

¿Cómo impactaría este cambio en el mercado inmobiliario? ¿Cómo se relaciona esto con el mercado de capitales y la ley de financiamiento productivo recientemente sancionada?

En términos particulares, si todo lo mencionado sucede, al haber más inversión y más entrada de dólares a mediano y largo plazo, el primer síntoma para la economía real es que debería bajar el costo de oportunidad, la tasa de interés. Si hay más plata y a más largo plazo, tendrá más implicancia en el mundo inmobiliario porque si los bonos van a subir de precio -como creo que sucederá- y disminuirá la tasa de interés, el capital buscará alternativas de inversión y esto es una buena llave para la economía real.

PROYECCIONES

¿Cree que ya pasó la tormenta financiera y cambiaria?

La cambiaria me parece que sí porque entró un refuerzo de dólares muy importante. Además, a este tipo de cambio la presión compradora es menor porque habrá menos ganas de importar, de viajar y surgirán más ganas de vender de los que tenían reservas de trigo, maíz y de los que ahorraban en silo-bolsa que encontraron en los últimos días un precio de equilibrio casi sin participación estatal. Y sabiendo que el Banco Central y la Tesorería tienen muchos más dólares y que tienen que vender a razón de 100 millones de dólares por día para financiar el déficit fiscal, se empezaría a calmar el tipo de cambio.

En cuanto a la tormenta financiera, es probable que por lo menos brinde un descanso. Pero, falta la segunda discusión -que me parece mucho más relevante- que es sobre la presión social, ver si la política podrá imponerse y se respetarán las reglas de juego.

¿Y cómo prevé que se logrará controlar la inflación?

La suba del dólar con el incremento de costos es trasladable a precios si no tenés capacidad ociosa. Pero, la Argentina ahora tiene capacidad ociosa y urgencia de vender stock porque muchos comerciantes e industriales ya venden mucho menos. El ambiente es mucho más recesivo por lo que me parece que se trasladará a precios pero mucho menos que otras veces.

También los números fiscales empiezan a mejorar por lo tanto Argentina va a emitir mucho menos de lo que lo hacía. Para aquellos que creían que parte de la inflación era monetaria, uno de los cambios sustanciales a partir del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es que el Banco deja de emitir.

Todo esto hará que en el segundo semestre haya mucho menor presión inflacionaria. Será una variable mucho más controlada pero el costo es alto porque estás teniendo una recesión importante.

¿Considera que hacia 2019 ya podría verse más crecimiento y menor inflación respecto a este año?

Desde la Economía, la respuesta técnica sería que está todo para empezar a mejorar el próximo año. Pero, esto dependerá mucho de la incertidumbre o no de la Política. Si se cree que habrá cambios de nuevo en 2019, muchos quizá decidan esperar entonces la respuesta no sería tan técnica, sería más ligada a la percepción política. A partir de ahora juega más la Política que la Economía.

En el mercado inmobiliario están todos siguiendo las noticias a nivel económico, si bien hay muchos proyectos para salir...

La ley de mercado de capitales es muy buena en eso porque permitirá financiar de una manera mucho más barata a la que había antes, da oferta pública y liquidez...Antes, aquel que hacía un fideicomiso tenía que comprar una propiedad completa pero al poder parcializarla permite que gente que ahorra 10.000 ó 15.000 dólares pueda ahorrar en metros cuadrados aunque no llegue a comprar un departamento completo.

Hay muchos cambios que juegan a favor. Obviamente, si se activa un poquito la confianza y se vuelva a perder el miedo a la UVA o a los créditos, es un mercado a dinamizar. También los precios se frenaron un poco y eso puede acompañar a que crezca la demanda de nuevo.

¿Continuará entonces un tiempo más el desarrollo del mercado premium y menos en relación a los créditos en esta coyuntura? 

Sí, habrá cambio de parámetros porque el tipo de cambio te modifica la relación precio-construcción en cuanto al valor de mano de obra, por ejemplo. Empezaron a cambiar los valores relativos y eso también traerá demanda nueva. Antes, construir en pesos era obviamente caro con respecto al dólar pero con el tipo de cambio actual algunas cosas se van a trasladar inevitablemente pero tantas otras no. Hay actualmente incentivo a cambiar algunos precios relativos y que otra vez el desarrollo inmobiliario sea un buen negocio.

 

Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium



Te puede interesar