Entrevista 26 junio 2018

Inflación Dólar Créditos hipotecarios Mercado Inmobiliario Real Estate

"La inflación dejó de ser una prioridad para el Gobierno"

El economista Miguel Boggiano, CEO de Carta Financiera, descree que se alcance la meta inflacionaria de este año y criticó las políticas de gasto social. También opinó que habrá menos entusiasmo por los créditos hipotecarios.

¿Cómo es su apreciación sobre el estado de la economía argentina?

Tengo toda la impresión de que la inflación dejó de ser una prioridad para el Gobierno. La prioridad pasó a ser la política. El año pasado se cambió la meta de la inflación porque el Gobierno se dio cuenta que tenía que elegir cuál era el problema más grave: si la inflación o el déficit de cuenta corriente, motivado por un dólar que estaba muy barato en Argentina. Decidió relajar la meta de inflación de manera tal de que bajara la tasa de interés para darle un poco más de oxígeno al dólar y esa es la situación en la que estamos actualmente.

Soy poco optimista respecto a la meta de inflación para este año. Pero, no solamente yo. En una encuesta que hizo el Banco Central, el mercado estimó una inflación del 20% para este año. Estará en esos niveles o quizá hasta un poco por arriba porque no se demuestra que suceda nada distinto al año pasado.

El Banco Central dijo que la inflación (de 2017) iba a estar como máximo en 17% y terminó en 25%, es decir que erró la meta por ocho puntos. Ahora nos dicen que esta vez se cumplirá la meta del 15% y que hay que creerles pero desde el punto de vista profesional no nos han dado ningún argumento que valide esto. Desde la política decidieron no atacar el gasto a la velocidad necesaria para poder controlar la inflación.

Hace dos años teníamos 45% de inflación y pasamos a 25%. No está mal aunque si del 25% pasamos al 20% sigue altísima, es invivible ese tipo de inflación con los créditos, las UVAs, el movimiento de los precios...

El problema inflacionario en Argentina no es reciente. Es el mismo desde hace 70 años. Desde que se creó el Banco Central, todos los políticos lo utilizaron para imprimir papel moneda y gastar más de lo que recaudaban. Eso hoy sigue sucediendo. Los adelantos transitorios del Banco Central al Tesoro están en el orden de los 140.000 millones de pesos y, si bien van cayendo en proporción del PBI, no dejan de ser significativos.

Si uno quisiera atacar el problema de la inflación en serio, probablemente habría que ir con la motosierra y acá están queriendo cortar el tronco de un árbol con un bisturí.

¿Se puede accionar tan fuerte?

No digo que haya que echar a dos millones de personas a la calle. Eso no lo dice ningún liberal pero lo que sí tenemos que explicar es que el problema de la Argentina es ver qué recortamos porque si no cortamos una mano o un pie, cuando venga la próxima crisis nos volarán un brazo o una pierna. No es que los ajustes no se producen, se terminan produciendo por las malas.

Pero ya vienen haciendo ajustes...

El año pasado tuvimos un gran ajuste en las tarifas de luz y gas y este año se comenzó con el transporte. Sin embargo, ¿el Gobierno redujo el déficit fiscal o la carga impositiva con eso? De ninguna manera. Tomó toda esa plata que se ahorró y la volcó a más gasto social para seguir consiguiendo votos y ya está largamente probado que eso es altamente ineficaz para bajar la pobreza porque el monto gastado en programas sociales durante los últimos 10 años se multiplicó por siete (en dólares) pero la pobreza apenas bajó. El Estado está jugando a ser alguien que redistribuye riqueza y penaliza al que genera, al privado. No tiene ningún efecto real pero lo hacen para mantenerse en el poder.

IMPACTO EN EL REAL ESTATE

¿Cómo ve en particular al sector inmobiliario?

Sin duda estamos muy lejos de estar en situación de una burbuja inmobiliaria, que algunos lo han dejado entrever. El crédito hipotecario está en torno al 3% del PBI, no es ni remotamente preocupante.

Pero, ante la negación del Gobierno de atacar la inflación, la expectativa es que sea alta y -como los créditos hipotecarios se actualizan por inflación- la gente empieza a pensar si querrá tomar un crédito ajustado (por esta variable). Esto afectará un poco los créditos hipotecarios.

De todas maneras, hay mucha demanda reprimida: gente que nunca tuvo la oportunidad de tomar crédito y está dispuesta a tomarlo igual, aunque la expectativa de inflación siga siendo alta.

Si tuviésemos más argumentos para pensar que la inflación pudiese ser del 15% para 2018, el crédito hipotecario estaría creciendo a un ritmo mucho más sostenido que el actual. El impacto directo del crédito hipotecario se ralentizará un poco, sigue habiendo demanda pero probablemente empiece a haber un poco menos de entusiasmo que el que hubo el año pasado.

¿Todavía hay margen para subir los precios en el mercado inmobiliario?

Dada la renta actual, es difícil pensar que haya un aumento mucho mayor del precio de los activos porque el PBI de la Argentina no crece. El año pasado fue ligeramente inferior al 3% y se le resta el crecimiento vegetativo de la población.

Para que haya más créditos se necesita un país que crezca. Argentina, con los problemas que tiene, debe crecer al 5% pero hasta que no se destraben otras cuestiones de fondo, seguiremos con crecimiento anémico. En 2018 será menor que en 2017 y en 2019 todavía inferior al de este año con lo cual llegaremos sin demasiado crecimiento a las elecciones presidenciales.

¿Habrá cambios?

No veo que haya nadie con el coraje y la audacia para hacer los cambios que se necesitan. Podría haber cambios en el Gabinete y en el Banco Central, pero creo que al Central lo terminarán usando de fusible en el momento que vean que tampoco podrán cumplir con el 15% (de meta).

La pregunta que habría que hacerse es si estamos dispuestos a perder otros 10 meses más hasta que la política se de cuenta que van a errar la meta por un montón. Ganemos tiempo. Van a pifiar por siete puntos. ¿Es sostenible desde el punto de vista político y de credibilidad un Banco Central que vuelve a errar la meta por siete puntos? Para mí no. Si ya se ve que pasará eso habría que hacer cambios ahora mismo.

 

Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium.



Te puede interesar