Entrevista 14 julio 2018

Construcción Mercado Inmobiliario Real Estate Créditos hipotecarios Precios LCNI

La actividad "se va a demorar pero no se frenará"

Gustavo Ortolá, titular de Go Real Estate, desarrollador con varios proyectos en el interior del país, pronostica un segundo semestre difícil para el mercado inmobiliario pero apuesta a que se recuperará en 2019. Ve oportunidades para desarrollar por la baja en el costo de la construcción y para los compradores que buscan negociar con plata en mano.

A partir de que la Argentina fue categorizada como mercado emergente, ¿hay un poco de más optimismo?

El panorama general de Latinoamérica es muy bueno. Si bien es una lástima lo que está pasando en Argentina, creo que lo que estamos viviendo actualmente es un tema cíclico, del momento. Nuestro negocio es muy procíclico y estamos en una pendiente pero creo que pasará y volveremos (a levantarnos).

Ser un mercado emergente es un dato positivo y si se logra aplacar la inflación y vuelve el crédito, la UVA seguirá en camino. Hay algunas oportunidades puntuales en este momento pero en general el mercado está muy frío. El segundo semestre será muy duro.

¿Será difícil por la caída de operaciones de compraventa o porque los desarrolladores no lanzarán proyectos?

Por todo eso. El propietario de las unidades usadas todavía no quiere bajar los precios, no entendió que estamos con un dólar a casi el doble de lo que estaba hace un tiempo y eso paraliza. En cuanto a los desarrolladores, estamos con un poco más de frialdad en el entusiasmo y optimismo que teníamos para lanzar los proyectos.

Pero, ¿no bajó el costo de la construcción?

Sí, por supuesto. La oportunidad del mercado hoy es esa porque el arrastre del costo de construcción genera una ventana para entrar. La otra oportunidad está en tener los billetes y salir a negociar. Eso está pasando también. En el usado, el ticket chico con plata (en mano) se está haciendo valer, hay operaciones de unidades pequeñas a 100.000 dólares. Pero, en el corto plazo habrá claramente un enfriamiento.

¿Este panorama se repite en los mercados del interior del país?

En el Interior empiezan a pasar cosas. En Córdoba se ve que obras públicas importantes empiezan a pararse, a demorarse o a generarse problemas con los pagos, lo que arrastra inquietud que, en definitiva, hace que la gente se retraiga y no se meta. De todas formas, en el Interior hay oportunidades en muchos proyectos que se están estudiando y se lanzarán en el mediano plazo.

A la larga el real estate siempre da ventajas en relación a otras inversiones. Tenemos siempre una visión positiva y estamos trabajando con muchísimos proyectos en todo el país. También empezó a aparecer Uruguay como canalizador de inversión argentina.

¿Cree que bajarán los precios de venta?

Ya se están dando bajas del 10%. El stock del usado se había recalentado por los créditos entonces quedó poco stock y se defendía bien el valor. Pero creo que bajarán algo los valores de las propiedades porque estando el usado tan alto, se paraliza todo. Si no hay movimiento del usado no se genera dinámica de lo nuevo. Es un proceso. Se va a demorar todo un poquito y llevará unos meses pero de todas formas el panorama a mediano plazo sigue siendo bueno.

Está con proyectos en Córdoba, Chaco, Salta, Jujuy y Rosario, entre otras ciudades, ¿continuará con todos o algunos se suspenderán?

La mayoría de los proyectos que trabajo actualmente están en etapa de conceptualización. El ánimo apunta a terminar el proceso preliminar y arrancar. En Salta vamos a hacer la presentación al Concejo Deliberante y al intendente y, si nos dan la aprobación, lanzamos un proyecto muy grande, de 900 hectáreas.

Estamos fabricando ciudades. A partir del contexto positivo de los últimos años y del cambio de aire, propietarios de grandes reservas de tierra del interior del país que estaban pisadas, salieron a desarrollar y estoy trabajando en eso.

¿Entonces la actividad podría ralentizarse pero seguirá adelante?

Sí, se va a demorar pero no se frenará.

¿2019 puede comenzar de otra manera?

Creo que sí. La UVA seguirá viva, los bancos continuarán y nosotros estamos esperando el crédito a los desarrollos en pozo, que la idea es que aparecerá.

Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium 



Te puede interesar