Entrevista 8 agosto 2017

Venezuela Mercado Inmobiliario Real Estate

"Estamos en una situación verdaderamente dramática"

Desde Caracas, el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Carlos Alberto González Contreras, dialogó por primera vez con un medio argentino. En pleno conflicto político, cívico, militar y económico comentó las condiciones del sector inmobiliario y las limitaciones que viven.

¿Cómo es la situación en Caracas? ¿Cómo están?

Se produjo el ataque de un grupo insurgente a instalaciones militares en la ciudad de Valencia, hacia el centro-sur de Caracas, con la aparente misión de extraer armamento lo cual aparentemente lograron. Pero, esto es un conjunto de cosas que han venido sucediendo en los últimos cuatro meses. En realidad, yendo un poco más allá, en los últimos nueve años que se han producido ataques directos al sector inmobiliario y a la economía del país que han dado como resultado todo lo que hoy estamos viendo.

Por supuesto, los eventos políticos de los últimos meses han contribuido a que nuestro sector y toda la economía tienda prácticamente a paralizarse.

¿Cuáles han sido las restricciones concretas impuestas al mercado inmobiliario?

Hay leyes específicas. Por ejemplo, la ley de arrendamiento impide que los cánones aumenten y que la gente recupere sus viviendas y tenemos otra ley -la de estafas inmobiliarias- por la cual los promotores inmobiliarios no podemos ajustar los precios de los inmuebles por inflación, en una economía que está signada desde hace varios años con una de las inflaciones más altas del mundo. Un organismo internacional calculó que la inflación será del 1.700% para el año que corre, nuevamente la más alta. Es una hiperinflación. Además, con tasas de cambio absolutamente absurdas.

Todo esto desencadenó en los hechos políticos que están sucediendo, con manifestaciones enormes en todo el país y un Poder Ejecutivo que tiene solamente 15% de apoyo popular pero que logró aprobar una Constituyente (Asamblea) totalmente inconstitucional con la cual pretenden gobernar el país y mantenerse en el poder.

¿Cómo son las tasas?

Tenemos una tasa oficial que va entre 10 y 2.700 bolívares por cada dólar mientras que la tasa de cambio actual del mercado negro ronda los 19.000 bolívares. ¡Se podrán imaginar lo que es el mercado inmobiliario! La semana pasada el dólar estaba a 8.000 ¡y hoy está a 19.000 bolívares! Se caen las operaciones, la gente en general y, sobre todo, los propietarios de viviendas no desean salir de sus propiedades porque saben que si lo hacen no podrán comprar otra similar en el corto plazo. Estamos en una situación verdaderamente dramática.

¿Cómo se sobrevive a todo esto? ¿Cómo es el mercado de alquiler en este contexto?

Vivimos con mecanismos de supervivencia. En alquileres el mercado cayó de 100 a 7% porque las personas no quieren correr el riesgo de arrendar sus propiedades porque cualquier inquilino se puede perpetuar allí sin ninguna posibilidad de ser sacado, aunque incumpla los arrendamientos. Si uno se mete en un apartamento y no paga, no hay manera legal de que lo saquen de allí. Por supuesto hay personas que corren el riesgo y tienen la suerte de conseguir un buen arrendatario que cumple pero son operaciones al margen de la ley. Esto explica que el mercado simplemente haya desaparecido en materia de arrendamiento.

El negocio inmobiliario venezolano está sobreviviendo en función del mercado secundario que son las viviendas de segunda mano que la gente vende porque se muda a otra propiedad. La novedad, es la gente que las abandona para irse al exterior. Esto hizo que haya aumentado un poco la oferta y que los precios no se incrementen al nivel de la inflación.

En cuanto a las operaciones del mercado primario, la promoción propiamente dicha se redujo a menos de un 10% de lo que verdaderamente podríamos hacer. El sector privado en Venezuela hacía unas 80.000 a 90.000 viviendas por año pero, en la actualidad, estamos en alrededor de 4.000 ó 5.000. Sobrevivimos reduciendo los esquemas de negocios a condiciones absolutamente mínimas. Esto implica un desempleo en el sector construcción superior a 1.500.000 personas.

¿No se edifican nuevas viviendas?

Prácticamente, no. Hay algunos esfuerzos individuales de departamenticos de edificios con 20 ó 30 departamentos pero nada que pueda bajar realmente el déficit que tiene el país, que es aproximadamente de tres millones de unidades. Las viviendas públicas a construir por el Gobierno son también una farsa, no se están haciendo entonces estamos en el peor de los mundos: sin viviendas nuevas ni privadas ni públicas.

CHEQUERA PETROLERA

¿Cómo es la relación de la Cámara con el Gobierno?

Hubo algunas reuniones. Nos oyen pero no escuchan. No hubo ningún cambio importante en los que hayamos podido incidir en los últimos nueve años. Hubo una sola ley -la de arrendamiento comercial- en la que intervenimos hace tres años y se logró que fuese medianamente sensata. El resto son simplemente imposiciones, sin oír al sector privado.

¿Con el presidente Hugo Chávez era distinto?

Chávez fue quien sembró todo lo que estamos cosechando en estos momentos. Lo que sucede es que con él se manejaba un valor del petróleo que estaba en el orden de los u$s 120 a u$s 130 y eran otras condiciones de país. Por supuesto, un gran sector del pueblo lo apoyaba, fundamentalmente por el tema económico dado que algo de eso realmente fue a las clases populares. Todo este mito creado alrededor de Chávez se fundamentó básicamente en la chequera petrolera.

La situación actual por supuesto que cambió en cuanto a recursos disponibles y al modelo económico, que era equivocado con Chávez y continúa siéndolo con el presidente Maduro.

¿Qué tiene que pasar para que realmente cambie la situación?

Realmente, no sabemos cómo vamos a terminar. El pueblo está en la calle y todas las encuestas de opinión señalan que un 85% del país rechaza la actual administración. No estamos luchando en términos absolutamente democráticos, esto ya tiene viso de dictadura. No puedo decir que haya una solución a corto plazo.

¿Qué conoce del mercado argentino?

Que es un mercado bien vigoroso que se mantuvo, incluso, en los tiempos difíciles. Nosotros no podemos tramitar en dólares y esa asociación que ustedes sostuvieron logra que por lo menos el mercado se mantenga estable dentro de términos normales. Además, tengo referencias de la carga formativa de la carrera inmobiliaria. Nos da una envidia sana todo lo que han logrado.

¿Son muchos los venezolanos que está viniendo hacia este país?

Argentina no ha sido de los destinos más importantes a los que la gente migró, quizá haya ido más gente a Chile y, por supuesto, a los Estados Unidos y España. Pero, conozco a algunas personas que están en Argentina y han sido bien tratadas.

 

Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium.

Foto: Gentileza Cámara Inmobiliaria de Venezuela.



Te puede interesar