Entrevista 6 junio 2017

Mercado Inmobiliario Corporativo

"Es un servicio de hotel para oficinas"

Tras la reciente inauguración del primer espacio de oficinas para trabajo colaborativo de la cadena internacional Wework en Argentina, Carlos Gareis, gerente general de la empresa en el país, explica los motivos de esta apuesta y promete ir por más.

Esta empresa, de origen estadounidense, posee 145 instalaciones de oficinas en 35 ciudades del mundo. El 19 de mayo inauguraron la primera sede en la Argentina. ¿Cómo es el sistema de trabajo que proponen?

Somos un espacio de trabajo con espíritu de coworking para cualquier tipo de persona y de tamaño de industria. Contamos con un área abierta donde cualquiera va con su computadora, abona una membresía mensual y una pequeña garantía equivalente a un mes y medio de lo que vaya a pagar por mes. Pero, no requiere contrato, ni gastar en muebles, en instalación eléctrica, en tener internet... ¡En nada! Va con su computadora, trabaja todos los días y comparte un espacio con más gente. Además, poseemos oficinas privadas.

La empresa se instaló en la torre Bellini ubicada en Esmeralda 950 de la ciudad de Buenos Aires, ¿cuál es la capacidad y cuántas plantas tienen ocupadas?

Tenemos 25 pisos con espacio para 2.400 personas y ya estamos casi por llegar a las mil personas trabajando con nosotros. Tratamos que haya mucha colaboración y networking. Contamos con una aplicación a través de la cual todos los miembros de Wework del mundo se pueden comunicar, ofrecer sus servicios, pedir consejos a otros miembros y ayudarse entre sí. La idea es que la gente se conecte y se globalice, que pueda tener una oficina en esta torre pero estar ayudando a alguien que está en Hong Kong, Tel Aviv, Shangai o París.

¿Por qué decidieron desembarcar en Argentina? ¿Qué vieron?

Argentina es un país de emprendedores con un montón de inventos espectaculares. Es un mercado latente que vinimos a ocupar y, de la manera que lo hacemos, no existe en el país. Estamos creando la demanda. Nos parecía que éste era un buen desembarco como para poder ir luego -en una segunda fase- a Bolivia, Paraguay, Uruguay, Chile y al resto de los países que están en la periferia.

¿Qué los diferencia?

Ofrecemos flexibilidad. Una compañía puede tener 10 personas hoy pero mañana ser de 40 y, si alquila un espacio convencional, le quedará chico o grande. En Wework los contratos son mes a mes por lo que una empresa que recién está comenzando paga solo por el espacio que ocupa hoy (la cantidad de personas) y, si más adelante crece, se puede mudar a una oficina de 20 personas.

En Argentina ya tenemos firmas importantes como Almundo.com y la cadena de hoteles Wyndham, que es de las más grandes del mundo y mudó a cien personas. Pero, podemos tener corporaciones, freelancers o chicos que recién comiencen un emprendimiento y que están en una etapa de maduración. Los servicios son de primer nivel para todos, tratamos que sean transversales y que no porque una compañía sea grande tendrá mejor wifi que una pequeña.

Otra de las ventajas de ser parte es que se puede usar cualquier sede (mundial). Si uno es miembro de la red y quiere trabajar en una sala de reuniones o si viaja al Interior u otro país, puede usar los servicios de la compañía allí.

¿Cómo es el concepto del negocio? ¿La empresa alquila la torre completa?

Sí, tratamos de tener edificios completos para poder ofrecer una buena calidad de servicios y que todo el personal sea capacitado por nosotros. Tratamos de mantener el edificio como si fuese un hotel, que la gente se preocupe solamente de lo que tiene que hacer y todo el resto lo resolvemos nosotros. Es como un servicio de hotel para oficinas.

¿Cuál es su idea a futuro en Argentina?

Expandirnos, hay mucho mercado para desembarcar. Tenemos ganas de ir al Interior, estamos buscando nuevas ubicaciones y creemos que en el próximo año o año y medio tendremos novedades de otros edificios.



Te puede interesar