Entrevista 3 octubre 2017

Desarrolladores Inversiones Real Estate Mercado Inmobiliario Tendencias

El coliving se expande en la región

Fahad Siddiqui tiene 29 años y es londinense. Al finalizar la universidad creó el concepto de coliving y fundó The Collective, firma europea que se consolidó como precursora. Hace dos años se instaló en Buenos Aires y se asoció con Casa Campus -que actualmente preside- para desarrollar viviendas colaborativas o compartidas en comunidad en el país y liderar la región.

Casa Campus ya cuenta con siete edificios de coliving en cartera, dos ubicados en Pilar -próximos a la Universidad Austral- y los demás en los barrios porteños de San Telmo, Congreso y Palermo. Cuatro estarán operativos hacia fin de 2017, dos se encuentran en construcción y uno en desarrollo. Entre ellos, está Alto Grande Casa Campus, la sede de San Telmo que será la más grande del mundo en su tipo al contar con una superficie total de 25.000 m2, que incluye cerca de 5.000 m2 de amenities. Este edificio contará con 422 suites distribuidas en 26 pisos, superando a otro localizado en Londres.

Para 2018 planean llegar a México y Brasil y continuar su expansión en Argentina con una inversión de más de 100 millones de dólares. Hasta 2022 planean invertir u$s 400 millones para crecer en las principales capitales de Latinoamérica. Fahad Siddiqui, su presidente, compartió las lecciones aprendidas y los desafíos por venir.

¿Cómo describiría la vida de coliving?

Es un estilo de vida donde está todo incluido, contratos flexibles, alta tecnología y pertenencia a una comunidad. Se trata de un hotel de lujo con diseño de vanguardia, una nueva concepción de hogar que atrae a personas con necesidad de vivir en forma permanente o temporaria en una gran metrópoli, ya sea por estudios o trabajo. A la fecha cuenta con 2.300 miembros (residentes y huéspedes) y 380 socios inversores. Hasta agosto, la marca lleva consolidado una inversión en el país de 25 millones de dólares.

¿Cuál es su idea? ¿Hacia dónde va Casa Campus?

La idea del coliving está mucho más desarrollada que al comienzo y sabemos que el mercado está cambiando porque el mundo es mucho más chico, la gente puede viajar con mucha más tranquilidad y los precios resultan más baratos. Las mudanzas entre los denominados millennials y la forma de trabajar están cambiando. Hay mucho más freelance y coworking y por eso tratamos de hacer un concepto de coliving que sea mucho más expansivo, que conecte a las distintas ciudades donde haya edificios sede. Los contratos son mucho más flexibles que los que existen en el mercado hoy en día, pueden quedarse por una noche hasta dos años en un departamento todo amueblado y todo incluido, eso es lo que la gente busca hoy en día.

Nuestros edificios son de alta calidad, con buenas terminaciones y equipamiento, piletas, gimnasios, salas de cine, salas de relax y sala de juegos, no es tipo hostel.

¿Buscan nuevas tierras?

Siempre estamos buscando terrenos o propiedades linderas de campus universitarios o de corporaciones tipo Globant o Mercado Libre, donde pueda haber demanda de gente de esa edad (de 18 a 35 años). Ése es el core. Si bien también es un concepto que genera atracción entre gente de distintas edades, ya tenemos profesores y gente más madura quedándose en nuestros edificios, depende de su estilo de vida.

 

MERCADO

El incremento de oferta hipotecaria, ¿tiene impacto en su modelo de negocios?

El crédito abrió una puerta. Lanzamos los desarrollos a través de la venta de unidades funcionales y ya tenemos 350 inversores y una membresía que acredita ser parte de una comunidad. Pero, si es posible sumar inversores, sería mejor.

¿Cómo se ingresa a la comunidad de inversores?

Casa Campus es la encargada de todo, del mantenimiento y alquiler de la unidad, es llave en mano y la gente no tiene que preocuparse de nada. Es muy atractivo para los inversores que solamente quieren renta, sin los problemas. Nosotros ofrecemos eso.

¿Cuál es la competencia que tiene la empresa para expandirse en Latinoamérica y otras ciudades del mundo?

Todavía este concepto de coliving es muy joven, hay solamente tres jugadores grandes en el mundo hoy en día y están todos focalizados en Europa o los Estados Unidos entonces en Latinoamérica no tenemos mucha competencia y con esto sabemos que seremos una posición muy fuerte.

El mercado y el estilo de vida de Buenos Aires es muy europeo, posee mucha actividad, con estudiantes de todo el mundo y jóvenes profesionales. Lleva tiempo entender el mercado de acá. Alguno que está en Brasil, Inglaterra o Estados Unidos solo tiene confianza en AirBnb y nosotros somos una especie de AirBnb pero en forma de edificio y con acceso a una comunidad.

¿Qué le falta al concepto de coliving para que sea más eficiente, competitivo y se desarrolle más en Latinoamérica?

Las tendencias están cambiando mucho y muy rápido. Con estos cambios en la manera de trabajar, ya sabemos que se transforma la manera de vivir. Las otras empresas de coliving están focalizadas en el concepto de comunidad, que es muy importante y ahora la gente en las unidades necesitan más de la comunidad que antes porque en estos grandes centros urbanos hay mucha desconexión, aunque también se necesita un espacio privado y personal.

¿Qué demanda el residente de Casa Campus? ¿Qué cosas les piden?

Es importante tener sala de cine y espacios donde juntarse con otra gente de su universidad o empresa para charlar y prepararse para sus exámenes así que tenemos espacios de coworking, salas de reuniones y también salas de relax. Estamos experimentando con salas de juegos, ya tenemos una parrilla en cada edificio, pileta y gimnasio e iremos viendo qué otra cosa les piden a nuestros community managers que hay en cada edificio. Las actividades se van adecuando a la demanda de los propios residentes.

¿Cuáles son los lugares en los que podrían instalar nuevas sedes?

En realidad, hoy en día hay demanda en todos lados porque en el interior de la Argentina hay universidades pero no alojamiento de este estilo para los chicos. Pero ahora nos tenemos que focalizar en las grandes ciudades para tener una marca de confianza. Estamos pensando en irnos a Brasil o México el año que viene y luego a otros países similares como Santiago o San Pablo y si hay otras oportunidades que puedan aparecer también podemos verlas. Ya estamos pensando en abrir uno más en Miami o Barcelona, por ejemplo, porque la gente de Latinoamérica quiere irse a Europa o Estados Unidos y a través de nuestra plataforma que es una marca de confianza para hacerlo tranquilamente.

¿Cómo son los precios de alquiler?

Nuestros departamentos en alquiler los estamos ofreciendo al precio del mercado. Si hay mucha más demanda durante el próximo año, subiremos nuestro precio. Tenemos alquileres con expensas que incluyen todos los servicios.

¿Cómo se imagina los próximos cinco años? ¿Qué desearía que suceda?

Me gustaría que Casa Campus esté en toda Latinoamérica y sea la nueva manera de vivir en las grandes ciudades urbanas. Creo y espero que haya mucha más competencia porque eso nos ayudará a ver qué está funcionando y qué estamos haciendo mal. Es importante tener competencia en los mercados.

¿Wework que puede adaptarse a vivienda?

Ellos ya lo están haciendo con su marca Welive. Tienen un edificio en Wall Street donde están probando el concepto de coliving y quieren hacer también un Welive en esta región. Ellos tienen mucha guita (sic) y pueden hacer cualquier cosa pero es distinto a venir a este mercado desde el coworking porque son diferente tipo de personas.

El mercado muestra que hay 50.000 estudiantes extranjeros cada año en Buenos Aires que todavía no tienen opción de alojamiento entonces ahí está la base fuerte, así como en los jóvenes profesionales. Hay mucha inversión de los fondos internacionales, que están poniendo su plata en el mercado estudiantil porque es estable y la tendencia siempre es ascendente.

Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium.

 



Te puede interesar