Entrevista 17 enero 2018

Mercado Inmobiliario Real Estate Créditos Alquileres

"A mediados y fines de 2018 habrá ventas históricas"

El presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), Alejandro Bennazar, evaluó el impacto de la suba del dólar y de los precios de venta de las propiedades así como las cuestiones aún pendientes de concretar durante este año. Además, explicó su proyecto Sistema de Alquileres Seguro que apunta a resolver los conflictos entre inmobiliarias e inquilinos.

¿Cómo visualiza el año? ¿Hay preocupación por los precios, el impacto de la inflación y por las UVAs?

Son pequeñas turbulencias, como lo sucedido con la suba del dólar a fin de año y en julio-agosto (de 2017). Son algunos reacomodamientos pero siempre se logró sacar aspectos positivos, como por ejemplo el reaseguro del dólar respecto al pago de la cuota, la extensión del plazo del 25% (para juntar el importe de entrada a los créditos). Hasta ahora para todo se alcanzó una solución. Incluso está la circular 6250 (del Banco Central) por la que un boleto se va a poder hacer en UVA y en UVI, lo cual es muy importante para el desarrollador.

¿Ya está en práctica?

En realidad no está en práctica pero por lo menos ya se empezó a hablar. Estamos analizando la normativa pero va en camino a lo que la Cámara Inmobiliaria solicitó que es la creación de un Registro Federal de Boletos para que un consumidor final pueda acceder a un crédito desde el pozo. Esto y algunas variables más que se fueron dando nos hace pensar y repensar muchas cosas que han sido en beneficio de los compradores de vivienda única. Estamos todos tratando de darles una solución.

¿Qué falta?

El Registro Federal de Boleto sería muy importante porque dará previsibilidad, que no haya dos boletos en cuestión y que los bancos se animen a poner en práctica el préstamo con boleto y posesión que hasta ahora no se está dando.

Lo otro que falta -que aparentemente entre febrero y marzo se va a dar, por lo menos en los bancos privados- es el acceso a poder comprar una propiedad desde el terreno hasta la edificación y también faltan los créditos para desarrollar oficinas, que tenemos entendido que se logrará en los próximos dos meses. Es decir, surgirán distintas líneas de crédito. La primera etapa fue para la vivienda única y ahora será para oficinas, locales y diversos productos, lo cual es muy beneficioso para el mercado. Si esto se empieza a dar, a mediados y fines de 2018 habrá un momento de venta que será histórico.

¿Seguirán subiendo los precios?

En relación al nivel de Latinoamérica estamos todavía con un margen bastante interesante como para que haya un reacomodamiento de los valores. Todavía hay stock de unidades usadas en abundancia como para abastecer (la demanda de) los créditos, si bien puede haber algún inconveniente en los próximos dos o tres años y es por eso que es muy importante que se active la circular 6250.

A su vez, hay barrios que reacomodaron su valor. Eran zonas olvidadas que no eran tenidas en cuenta pero ahora el comprador está resignando metros o ubicación y compra en barrios periféricos. Esto es gracias a la gran vedette de este mercado que es la UVA.

INSTITUCIONAL

¿Cuáles son las prioridades en las que la CIA trabaja?

La Cámara creó la Red CIA que es la idea de hacer una organización nacional que sea de los inmobiliarios para los inmobiliarios asociados a nivel país. La segunda etapa -recientemente iniciada- comprendió modificar nuestros estatutos para incorporar otras cámaras, asociaciones y centros de todo el país. Pretendemos llegar a 6.500 pueblos con por lo menos un representante en cada lugar y hasta ahora -si bien se viene obteniendo muy buena aceptación- contamos con 1.700 empresas inmobiliarias, que implican prácticamente 5.000 ó 6.000 matriculados dado un promedio de tres a cuatro matriculados por inmobiliaria. A este ritmo, calculamos que para fin de año estaremos cubriendo todo el país.

¿Cómo es la posición de la Cámara respecto a la Ley de Alquileres?

Con la Ley de Alquileres la Cámara tuvo su protagonismo. Actualmente estamos llevando adelante el Sistema de Alquiler Seguro (SAS), que es una propuesta que le presentamos al Gobierno de la Nación y de la Ciudad de Buenos Aires. Se trata de un sistema que hará que un inquilino ingrese a un alquiler pagando el monto equivalente a un mes de alquiler, más el 10 al 12% (de ese valor) pero no pagaría depósito y estaría cubierto el honorario profesional. Con esto el profesional inmobiliario volvería a estar cubierto y a darle el servicio al inquilino que hoy quedó huérfano. Además, con esto se crearía un sistema de inquilinos cumplidores con precalificación a créditos hipotecarios.

¿Cuándo podría estar vigente este proyecto?

Si seguimos adelante con la Mesa de Diálogo con el Estado y es aceptado, podríamos lanzarlo oficialmente dentro de dos meses. Caso contrario, la Cámara hará un prototipo en forma privada que podría estar puesto en práctica en los próximos 15 a 20 días mediante una empresa aseguradora dado que en ese plazo estaría listo el testeo. Esto es muy importante para la parte oficial a nivel nacional y de la Ciudad porque la única duda que hay es si este sistema funciona o no. Desde la Cámara Inmobiliaria estamos convencidos que sí y de hecho vamos a demostrar que en forma privada se puede largar y llevar adelante. Obviamente que correcciones habrá que hacer pero esto generará no solo un cambio para la Institución sino que dará una solución de raíz a las dos partes: al inquilino y al profesional inmobiliario.

Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium.  



Te puede interesar