Empresariales 14 septiembre 2017

millenials inversiones rentabilidad asegurada

Nace Emerald, primera inversión para millennials

Tiene el respaldo y la seguridad de una inversión inmobiliaria con una renta superior al mercado tradicional. La inversión parte desde 10 mil dólares y la rentabilidad mínima asegurada supera el 7 % anual en dólares.

Se trata de un producto financiero que ofrece rentabilidad fija en dólares a partir de la gestión de distintos activos inmobiliarios y se ofrece como garantía de la renta, el alquiler de las propiedades premium a través de contratos con empresas de primera línea y con la respectiva garantía activada, lo que de alguna manera garantiza una alta tasa de cobrabilidad, vacancia cero y el más alto rango de precios de alquiler.

“Ofrecemos a nuestros clientes un producto financiero que combina el respaldo y la seguridad de una inversión inmobiliaria con una renta asegurada superior a la del mercado. Mediante el crowdfunding accedés a una renta fija en dólares del 7,5 % anual con una inversión inicial mínima de U$S 10.000 garantizada por el alquiler de propiedades Premium. Apuntamos a millennials y millennials tardíos, jóvenes de entre 20 y 40 años con altos ingresos y buen excedente en pesos o dólares”, destaca Paola Carpintero, directora comercial de Emerald Investments. A modo de ejemplo, la ejecutiva destaca que “cualquiera de ellos que invierta con nosotros US$ 10.000 podrá pagarse los pasajes a cualquier destino turístico internacional en sus próximas vacaciones, sin disminuir su capital inicial”.

Emerald se desarrolla mediante una plataforma mixta, clara y transparente en la que la tecnología conecta a los clientes con el producto, y en la que se valora sobre todo el contacto personal con los interesados. “Cada grupo inversor se completa una vez alcanzado el monto de suscripción estipulado para cada activo inmobiliario y por la duración de su contrato. Una vez que ingresan, los inversores comienzan a percibir bimestralmente los intereses sobre el capital integrado, del modo estipulado en el contrato”, completa Carpintero.

La compañía inversora dueña de los inmuebles brinda un respaldo total con un contrato de mutuo que iguala el plazo del contrato de alquiler que se encuentra vigente sobre el activo. Entre ellos se destacan un campo productivo, distintas propiedades en los mejores countries del Gran Buenos Aires, todas ellas superiores al millón de dólares.

“La renta fija en dólares es lo más buscado por un inversor que se inicia como tal. Los instrumentos ofrecidos para cubrir esa demanda no son variados ni seductores y en los últimos tiempos se cubrieron por la oferta sobresaturada de bonos soberanos nacionales y provinciales con baja inversión inicial y de similares estructuras; pero esas emisiones no dejan de depender de los avatares propios de los ajetreos políticos, económicos y financieros de cada emisor”, apunta la ejecutiva de Emerald.

Cuando un inversor piensa en ahorro lo hace en dólares. Cuando piensa en invertir esos dólares de forma segura, lo hace pensando en ladrillos. Esta idiosincrasia, de preservar nuestro dinero a través de negocios inmobiliarios, tan arraigada en nuestra cultura, no es debidamente premiada con resultados de creciente rentabilidad ya que no se multiplica el capital, solo se lo resguarda o preserva.

“En muchos casos el atractivo del negocio se ve opacado por los altos costos vinculados a la inversión, lo cual hace que se pueda perder parte del capital invertido inicialmente, es decir, la renta producida no alcanza a cubrir los gastos y costos vinculados con el bien adquirido y su gestión. El producto que hemos evaluado para ofrecer a nuestros clientes combina el respaldo y la seguridad de una inversión inmobiliaria con una renta asegurada muy superior a lo actualmente lanzado en el mercado”, subraya Carpintero.

Y finaliza: “entendemos que nuestros clientes son ávidos consumidores de productos y/o servicios de alta calidad y gran sofisticación. Estos clientes también son escépticos respecto a los bancos: encuestas recientes indican que la mitad de los millennials consideran que su banco no se distingue de otros bancos. En torno al 68% de los pertenecientes a esta generación cree que de aquí a cinco años, tanto la forma de acceder a su dinero como la forma de pagar por bienes y servicios será completamente distinta”.

 



Te puede interesar